• By: Arleen Nieves

Desarrolla la Mujer Visionaria que hay en tí

Saludos:

Espero que todas estén bien. En nuestra conversación anterior el reto era identificar si eras o no una Mujer Visionaria. Yo definitivamente lo soy. Nada me detiene, aún cuando en ocasiones tenga que tomar un minuto de aliento. Ya que identificaste que eres una Mujer Visionaria o tienes la expectativa y compromiso de serlo, iremos compartiendo todos los martes información sobre cómo me he convertido en una Mujer Visionaria y cómo tu puedes hacerlo tambien.

Hoy hablaremos de los sueños dormidos y el desarrollo de esa Mujer Visionaria que vive en tú interior.

Cuando yo tenía 6 años, quedé prendida de amor cuando ví por primera vez una flauta. Era el instrumemto que ante mis ojos era perfecto y majestuoso. La vida me llevó por un camino en el qué no pude aprender a tocarla durante mi niñez, pero cada vez que veía o escuchaba una mi corazón relucía de emoción.

Ya de adulta, empecé a buscar consultas sobre aprender a tocar un instrumento y la persepción que encontraba de muchos es que si no aprendes a tocar un instrumento en tú niñez, de adulto no lo aprenderás. Eso me frustraba sobremanera. Pero no soy de las que me rindo facilmente pues soy una Mujer Visionaria. Para mí, esa opinión era equivocada. Como la crítica ya había calado hondo y me encanta retarme a mi misma, decidí estudiar de manera auto-didacta como parte de mis resoluciones personales. La música para mí es algo que no puedo describir, algo que me apasiona tanto como la escritura y los hospitales como enfermera. Lo llevo en la sangre y más que nada es una gran pasión en mi corazón y en mi alma.

Iba muy bien en mis clases las que hacía con gran esfuerzo y dedicación. Pero llegó un momento en que necesitaba un poco más de dirección y disernimiento el cuál no encontraba en los libros. Es ahí cuando hablo con una gran compañera que en sus locuras se hace llamar Isabel de Cádiz y es tremenda pianista. Ella mediante su pasión musical identificó que yo podría hacerlo y con sus consejos y más que nada con su apoyo me dijo que podía tomar clases sin sentirme mal por ser adulta. Le tomé la palabra.

Contacté al excelente Profesor Daryl Antón quién en poco tiempo no solo me ha llevado de la mano, sino que en cuestión de minutos pude palpar mi evolución como flautista. Sus consejos y pasión abonan a mi confianza y por supuesto que Isabel de Cádiz ya quiere hacer un dueto conmigo. Ella me dá seguimiento y voy a cumplirle.

Al detenerme a redactar este espacio viene a mi mente todos las veces que detenemos nuestros sueños por opiniones o creencias y miedos ajenos. En un momento dudé en lograrlo, pero no puedo olvidar que soy una Mujer Visionaria.

Una Mujer Visionaria sabe exactamente lo que quiere y hacía dónde va. No espera por el momento perfecto, porque la perfección la hace una cuando decide emprender vuelo por ese sueño que una tanto anhela. El proceso ha sido arduo, mucho tiempo de práctica y estudio. Pero la satisfacción es tan grande que supera cualquier elemento negativo. Aún me falta mucho por aprender, pero tan solo tener mi flauta en la mano me hace sentir increible.

No permitas que otras personas elijan por tí. Nunca se es demasiado joven o demasiado viejo para cumplir una meta. Así que para convertirte en una Mujer Visionaria debes enlistar tus sueños y hacerlos poco a poco realidad. Y aunque el apoyo es importante, no necesitas de la aprobación de nadie para lograrlo. Basta contigo misma y tú propia aprobación.

En el ejercicio de hoy:

  1. Debes identificar al menos tres sueños dormidos que no has logrado hacer realidad. Propónte aunque sea poco a poco, de manera auto-didacta o con ayuda aprender algo, o simplemente hacer algo que te apasione pero nunca te has atrevido a hacer.

  2. Coloca fecha de vencimiento para que te retes a ti misma a cumplirlo.

  3. Visualizate al lograrlo, verás que el esfuerzo valdrá la pena.

Vive tú sueño y sé una Mujer Visionaria. Lo más probable es que la crisis en la que estás viviendo ahora sea la catapulta que te impulse a lograr tu sueño. Qué nadie ponga limitaciones a tus sueños, vuela como el águila... bien alto y con majestuosidad. La Mujer Visioinaria nunca tiene excusas.

Piénsalo.

La Mujer Visionaria nunca se detiene al contrario persiste. Comunícate conmigo si necesitas un impulso.

Bendiciones.

Arleen

6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Las Mujeres Visionarias se apoyan entre ellas

Saludos a todas: Espero que estén bien. Una vez más aquí estoy con ustedes compartiendo aspectos que te ayudarán a ser una Mujer Visionaria exitosa. Si ya te identificaste como una Mujer Visionaria, d